¿Qué es un fanfic?

Fanfiction (lit. ficción de fans), relatos de ficción escritos por fans de una película, novela, programa de TV, trabajo literario o dramático, donde se utilizan los personajes y situaciones del original y se desarrollan nuevos papeles para estos personajes. El slash es un género de fanfiction de temática homosexual. El término "slash" suele quedar reservado para las relaciones entre hombres; para las mujeres se emplea femslash, f/f slash o femmeslash. Aclarado el asunto: ¡Empieza el viaje!

Advertencia contra el Copirigth

Todos los personajes reconocidos públicamente son propiedad de sus respectivos autores. Los personajes originales e historias son propiedad la autora. No se genera ningún beneficio económico por este trabajo, ni piensa por un instante en los derechos de autor.

23 abril, 2007

DE LEYES Y VENGANZAS 4

EL JUICIO (II)

Fragmentos de las actas del Juicio n. 204 dentro de la Corte de Menores de Su Majestad en el distrito de Little Surrey.
Honorable Juez Albus Dumbledore
Secretaria de Actas Mafalda Hopkirk

24 de julio. Tercera Vista Oral

Oficial a cargo:
Todos de pie, entra en la sala el Honorable Juez Albus Dumbledore.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Buenos días. Hoy es el turno de la señora Finnigan. Proceda.

(...)

Abogada Finnigan:
Señor Weasley, me puede decir ¿Cómo conoció a Harry Potter?

Ronald Weasley:
En la escuela, en primer grado, nos sentaron juntos.

Abogada Finnigan:
¿Recuerda algo en especial de aquellos días?

Ronald Weasley:
Dos cosas: que tenía hambre y que su primo lo intimidaba.

Abogada Finnigan:
Continúe.

Ronald Weasley:
Me di cuenta de que tenía hambre porque, en el receso, se me viró la mochila y salieron unos chocolates que mamá me había puesto. Harry me ayudó a recoger los libros, pero al tomar los chocolates se quedó mirándolos y me los devolvió despacio, como cuando estoy ayudando a mi mamá en la cocina porque se hizo tarde para la cena y ella me pide que le alcance el jamón ¿Entiende usted?

Abogada Finnigan:
Entiendo. ¿Qué hiciste?

Ronald Weasley:
Busqué un sitio apartado en el patio y nos comimos los chocolates. Desde ese día nos escondíamos allí y yo le daba chocolate. Pero un día su primo, el gordo Dudley, nos atrapó y nos quitó el chocolate, el dinero del almuerzo y unos lápices de colores. Yo me quise defender, pero Dudley es muuuuuuuuuy gordo ¿sabe?

Abogada Finnigan:
¿Y Harry?

Ronald Weasley:
Estaba paralizado de miedo, se notaba que no era la primera vez que Dudley le quitaba comida o cosas. Yo le dije que hablara con la maestra, pero tenía miedo de que su tía lo castigara por delatar al primo, así que pedí ayuda a mis hermanos.

Abogada Finnigan:
¿Ellos pusieron al Dudley en su lugar?

Ronald Weasley:
Lo intimidaron algo, lo suficiente para que Harry pudiera merendar, almorzar y estudiar sin temor, pero en la casa ya era otro cantar.

(...)

Abogado Mason:
Señor Weasley, ¿me puede decir cómo iba usted a la escuela?

Ronald Weasley:
En auto. -risas en la sala.

Abogado Mason:
Quiero decir: ¿Quién conducía el auto? ¿Por qué lo hacía? ¿Siempre era la misma persona?

Ronald Weasley:
¡Ah! ¿Usted pregunta por Remus? Señoría, ¿no debe él preguntar claramente? Y, de paso, ¿me puedo comer una rana de chocolate? -risas en la sala.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Orden en la sala. Mason, las preguntas deben ser claras en objetivo, más cuando se entrevista a un menor. Señor Weasley, no puede comer en la sala, son las reglas de Sanidad.

Ronald Weasley:
¡Qué pena! ¿Usted quería saber de Remus? Pues le diré: Es abogado y vecino nuestro, el casi siempre estaba triste, pero ahora que Sirius salió de la cárcel se ve más animado. Y cuando yo era chiquito y estaba por empezar la escuela, mi mamá empezó a trabajar, pero la escuela y la guardería de mi hermanita Ginny quedaban en dirección opuesta a su tienda. Entonces, el vino un día a comer y oyó a mamá quejarse, y dijo que nos llevaría a Ginny a su guardería, y a los siameses, a Percy, y a mi, a la escuela porque a él si le hacía camino para su bufete. Mamá y papá se pusieron muy contentos, porque a ellos no es gustaba que los siameses tomaran el autobús de la escuela. Y desde que yo estoy en primer grado Remus me deja en la puerta de la escuela y me recoge, todos los días, como si tuviéramos mucho dinero.

Abogado Mason:
¿Y Remus nunca demostró interés por su amigo Potter?

Ronald Weasley:
No, más bien todo era misterioso entre ellos. Remus siempre ha sido muy bueno escuchando, y nos daba consejos, pero cuando los siameses y yo hablábamos de Harry se quedaba callado, ponía la cara de abogado esa tan aburrida, pero no dejaba de escuchar. Entonces, cuando veía a Harry, se sonreía, ponía cara de comer algo muy rico. ¿Entiende? Pero nunca bajó del auto a saludarlo. Harry lo miraba mucho, y me preguntaba cosas raras de él, que si estaba casado, que si tenía dinero, que si estaba enfermo. Un día le dije, pregúntale tú mismo ¿no? Harry me miró como si estuviera loco y dijo “es un secreto, Ron”. Y yo no lo hubiera dicho, pero mi mamá me dijo que en la corte no valen los secretos, porque lo más importante es la Ley.

Abogado Mason:
No más preguntas Su Señoría.

Ronald Weasley:
¿Ya me puedo ir? Se derrite mi chocolate.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Puede retirarse Sr. Wealey.

(...)

Abogado Mason:
Señoría, esto es una irregularidad, deben testificar por separado.

Abogada Finnigan:
Señoría, los siameses Weasley están muy unidos, no desean separarse para salir por TV.

Abogado Mason:
¡Cuánta frivolidad!

Abogada Finnigan:
Fue usted quien dijo que podíamos dejar a la prensa dentro de la sala. Tienen doce años y están emocionados señor Juez, y su testimonio es importante.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Solo espero que sea interesante. Proceda.

(...)

Abogada Finnigan:
Su hermano Ronald dijo que les había pedido ayuda para defenderse de Dudley Dursley.

Fred Weasley:
Si, porque el gordo le quitó dinero a nuestro hermanito...

George Weasley:
...y con el dinero no se juega.

Abogada Finnigan:
¿Qué hicieron?

Fred Weasley:
El truco de la patada en la cabeza...

George Weasley:
...siempre funciona con los de primero.

Abogada Finnigan:
¿Me explican en qué consiste?

Fred Weasley:
Se basa en nuestra...

George Weasley:
...maravillosa anatomía...

Fred Weasley:
...George tiene un brazo artificial...

George Weasley:
...y Fred una pierna artificial...

Fred Weasley:
Lo primero es arrinconar al sujeto...

George Weasley:
...lo hicimos con la ayuda de Percy y Lee Jordan...

Fred Weasley:
... luego le dijimos a Dudley que no debía molestar a los amigos de mi hermano...

George Weasley:
...él rió y dijo ¿por qué? Es mi primo y un idiota...

Fred Weasley:
...ahí pasamos a la segunda fase...

George Weasley:
... ¿Y si tu mami se entera? Preguntó Percy inocente...

Fred Weasley:
... el gordo seguía riendo, y nos dimos cuenta de que Harry estaba en problemas...

George Weasley:
... ¡la flaca madre del gordo dejaba que lo sopapearan!

Fred Weasley:
Entonces pusimos nuestra mejor sonrisa...

George Weasley:
...y nuestro tono más lúgubre...

Fred Weasley:
Te puede pasar algo inusitado....

George Weasley:
Como.... una patada en la cabeza....

Fred Weasley:
Primero deben hacerme caer, afirmó sin darse cuenta...

George Weasley:
En esa parte Percy y Lee deben reír como locos,

Fred Weasley:
...para que el sujeto comprenda que está totalmente perdido.

George Weasley:
Entonces Fred se apoya en mi y yo le saco la pierna....

Fred Weasley:
Los chicos se orinan al ver mi pierna ondeando...

George Weasley:
Comprenden que están dentro de una peli de horror...

Fred Weasley:
...y los siameses Weasley tienen la llave de la puerta.

Abogada Finnigan:
¿Funcionó con Dudley?

Fred Weasley:
El tipo se hizo caca en los pantalones...

George Weasley:
...es que es un poco lento y creyó...

Fred Weasley:
...¡que era mi perna de verdad!...

Abogada Finnigan:
Entonces dejó tranquilo a Harry.

Fred Weasley:
No le quitaba cosas ni comida en la escuela....

George Weasley:
No buscaba pelea con él...

Fred Weasley:
Era todo lo que podíamos hacer.

Abogada Finnigan:
No tengo más preguntas.

(...)

Abogado Mason:
¿Entonces, ustedes atemorizaron al pobre Dudley Dursley?

Fred Weasley:
Fue legítimo...

George Weasley:
...él intentó atemorizar a mi hermano.

Abogado Mason:
¿Dijeron que el truco de la patada en la cabeza funcionaba siempre con los de primero?

Fred Weasley:
Si, a veces lo usamos para asustar...

George Weasley:
...otras para impresionar a las chicas.

Abogado Mason:
¿Impresionan a las chicas exhibiendo su limitación física?

Abogada Finnigan:
¡Objeción!

Fred Weasley:
Está bien señora Finnigan...

George Weasley:
...no es extraño que semejante...

Fred Weasley:
...idiota con diploma defienda a...

George Weasley:
...a los tíos de Harry...

Fred Weasley:
Nosotros no estamos limitados...

George Weasley:
...somos diferentes...

Fred Weasley:
...si Dios lo quiso así...

George Weasley:
... ¡debemos sacar partido!

Risas en la sala, aplausos.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Orden, orden en la sala. Si emite otro comentario discriminador Mason, le haré un acta de advertencia.

(...)

Abogada Finnigan:
Señorita Granger, ¿desde cuándo es amiga de Harry Potter?

Hermione Granger:
Desde tercer grado. Cuando la maestra me ordenó supervisar sus horas de biblioteca.

Abogada Finnigan:
¿Potter necesitaba repasos?

Hermione Granger:
Eso creía la profesora Sinistra, pero estaba equivocada. En cuanto pase un rato con él y con Ron me di cuenta de que tomaba muchas notas y entendía casi todo. Ron sí que necesitaba ayuda. Entonces le pregunté a Harry por qué no entregaba sus tareas, y me dijo que no tenía tiempo por las noches. Eso me extrañó y seguí preguntando, ¿acaso te pones a hacer la comida y limpiar cuando llegas a casa? Harry se me quedó mirando sorprendido y Ron estaba con la boca abierta. Me di cuenta de que había dado en el clavo. Vamos a ver a la maestra, le dije, le cuentas todo y ya verás como tus tíos te dejan tranquilo. Pero contestó no, muy serio. Ella no me cree, piensa que hay que proteger a Dudley porque tiene problemas de peso y que yo le copio la tarea, y mi tía me dijo que si me volvía a quejar con un profesor me mandarían a un orfanato.

Abogada Finnigan:
¿Usted le creyó?

Hermione Granger:
Yo sabía que Dudley era un abusador y que luego fingía tener complejos por la gordura. Por otro lado, Harry siempre estaba cansado y hambriento. Le creí y prometí guardar el secreto, así nos hicimos amigos.

(...)

Abogado Mason:
Señorita Granger, usted parece ese tipo de niñas que siempre acude a sus maestros.

Hermione Granger:
Así es señor.

Abogado Mason:
Sin embargo, usted descubrió un claro caso de maltratos infantiles y no lo denunció.

Hermione Granger:
Ya le dije al Juez que la maestra no le creía a Harry.

Abogado Mason:
Pero habría otras personas en la escuela: la directora, la señorita de Asistencia Social...

Hermione Granger:
Harry no quería.

Abogado Mason:
Harry, Ron y usted, ¿tenían pruebas?

Hermione Granger:
¿Le parece poco que un niño no pueda hablar por teléfono con sus amigos? ¿Que tenga que verlos en el centro comercial durante el verano porque no podíamos visitarlo? ¿Que duerma en una alacena?

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Orden en la sala o los saco a todos. Señorita Granger, cálmese. ¿Desea un caramelo de limón?

Hermione Granger:
No, gracias, eso es malo para los dientes.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Bueno, todavía no está claro por qué, siendo usted la más sensata del trío, no acudió a las autoridades.

Hermione Granger:
Es que... Ron y yo fuimos egoístas Señoría. Nosotros queremos mucho a Harry, haríamos cualquier cosa por él, pero, si decíamos lo que pasaba se lo llevarían lejos ¿entiende? A un orfanato o algo así.

Abogado Mason:
No tengo más preguntas.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
La corte recesa hasta mañana a las 9:00 AM.

TBC...

No hay comentarios.: