¿Qué es un fanfic?

Fanfiction (lit. ficción de fans), relatos de ficción escritos por fans de una película, novela, programa de TV, trabajo literario o dramático, donde se utilizan los personajes y situaciones del original y se desarrollan nuevos papeles para estos personajes. El slash es un género de fanfiction de temática homosexual. El término "slash" suele quedar reservado para las relaciones entre hombres; para las mujeres se emplea femslash, f/f slash o femmeslash. Aclarado el asunto: ¡Empieza el viaje!

Advertencia contra el Copirigth

Todos los personajes reconocidos públicamente son propiedad de sus respectivos autores. Los personajes originales e historias son propiedad la autora. No se genera ningún beneficio económico por este trabajo, ni piensa por un instante en los derechos de autor.

23 abril, 2007

DE LEYES Y VENGANZAS 3

EL JUICIO (I)

Fragmentos de las actas del Juicio n. 204 dentro de la Corte de Menores de Su Majestad en el distrito de Little Surrey.
Honorable Juez Albus Dumbledore
Secretaria de Actas Mafalda Hopkirk

22 de julio. Primer Vista Oral

Oficial a cargo:
Todos de pie, entra en la sala el Honorable Juez Albus Dumbledore.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
¿Ya estamos todos? Bien, creo que el primer caso es el de Black vs Dursley. Adelante mi querida Susan.

Susan Bones:
Juez Dumbledore, represento al señor Harry Potter, huérfano, cuya custodia es reclamada por Sirius Black, él y su abogada, Martha Finnigan, alegan que Potter no recibe la atención suficiente y ha recibido maltrato físico y psicológico en los últimos diez años. La custodia del niño fue entregada a su tía biológica Petunia Evans, Dursley de casada. Los Dursley y su abogado, el señor Mason, desean retener la custodia impugnando la moralidad de Black y la certeza de sus acusaciones.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Vaya, Harry es un chico popular, nadie desea separarse de él. -risas en la sala- Orden por favor. Bueno, ¿dónde está quedándose Potter?

Susan Bones:
Señor Juez, tras una entrevista preliminar el pasado 15 de julio, decidí trasladarlo a casa de una amiga, para evitar presiones sobre sus deseos.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Interesante... Ya que los tíos no quieren dejarlo ir, tendremos que hacerlo en versión larga... Fijaremos una Segunda Vista Oral para mañana a las 9:00 AM. ¿Todos de acuerdo? Entonces esta sala entra en receso.

23 de julio. Segunda Vista Oral

Oficial a cargo:
Todos de pie, entra en la sala el Honorable Juez Albus Dumbledore.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Buenos días. Proceda Sr. Mason.

Abogado Mason:
Señoría, demostraré, gracias a los testigos, que mis representados son personas estrictas e intachables, que han dado al señor Potter una educación satisfactoria y con tendencia a la autonomía, para garantizarle un futuro provechoso y...

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Mason, a mí no me gustan los alegatos. Deseo hechos, ahórrenos tiempo y traiga a sus testigos, por favor.

Abogado Mason:
Por supuesto. Llamo a Sinistra McDouglas.

(...)

Abogado Mason:
Señorita McDouglas, ¿nos puede decir cuál es su relación con Harry Potter?

Sinistra McDouglas:
Fue mi alumno por seis años, toda la primaria.

Abogado Mason:
¿Un buen alumno?

Sinistra McDouglas:
Inteligente, atento, trabajador, pero demasiado imaginativo.

Abogado Mason:
¿Nos explica mejor eso?

Sinistra McDouglas:
Si se quedaba dormido en clase, me contaba que había estado trabajando hasta tarde; si debía escribir, narraba historias horripilantes de trabajos forzados o monstruos que devoraban a su familia. Demasiadas lecturas extraclase, le advertí de ello, así que ya no trató de llamar la atención.

Abogado Mason:
¿Cómo calificaría su ambiente familiar?

Sinistra McDouglas:
Normal. Los Dursley son un matrimonio muy ocupado, ambos trabajan, Dudley tiene problemas con su peso, teniendo en cuenta esos elementos, creo que le dan una atención satisfactoria a su sobrino.

Abogado Mason:
¿Alguna vez tuvo que llamar la atención de los Dursley sobre su comportamiento?

Sinistra McDouglas:
Una vez. Noté que las tareas de Harry y Dudley eran idénticas, pero la de Potter con faltas de ortografía. Les llamé a los dos al despacho. Dudley puso cara de vergüenza. Pero Harry dijo que estaba tan cansado tras hacer la tarea de Dudley que se había quedado dormido, sin energías para comenzar de nuevo. ¡Puros inventos! Eso fue en tercer grado, lo castigué a pasar horas de repaso en la biblioteca y no se dio otro episodio similar.

Abogado Mason:
Gracias señorita McDouglas.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Puede interrogarla si lo desea Sra. Finnigan.

Abogada Finnigan:
Gracias señoría. Señorita McDouglas, ¿cuántos alumnos tiene en el aula junto a Harry Potter y Dudley Dursley?

Sinistra McDouglas:
Veintiocho.

Abogada Finnigan:
¿Y los conoce a todos?

Sinistra McDouglas:
Bastante bien.

Abogada Finnigan:
¿Potter le parecía un niño feliz en la escuela?

Sinistra McDouglas:
No al principio, pero luego descubrí que Harry es un niño muy reservado, al contrario de su primo, con marcadas dotes de liderazgo, él prefiere la soledad, creo que por eso le sentaron tan bien las horas extras en la biblioteca.

Abogada Finnigan:
¿Nunca descubrió marcas de golpes en su cuerpo?

Sinistra McDouglas:
El profesor de deportes me habló de moretones en la espalda. Lo interrogué y dijo que se los hacía jugando con los siameses Weasley, sus amigos.

Abogada Finnigan:
¿Y usted lo dejó así?

Sinistra McDouglas:
Si.

Abogada Finnigan:
Muchas gracias. He terminado señoría.

(...)

Abogado Mason:
Señora Dursley, ¿a qué edad llegó su sobrino a vivir con usted?

Petunia Dursley:
Tenía un año de edad.

Abogado Mason:
Cuando las personas de Seguridad Social la contactaron para decirle que su hermana había sido brutalmente asesinada por...

Abogada Finnigan:
¡Objeción! Los cargos fueron retirados.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
A lugar. Limítese al momento y no describa Mason.

Abogado Mason:
Reformulo mi pregunta. Cuando las personas de Seguridad Social la contactaron para decirle que su hermana estaba muerta y que su hijo necesitaba atención, ¿qué les dijo?

Petunia Dursley:
Expliqué que, por mi, con mucho gusto, pero ya yo tenía un bebé y solo entraba a la casa un salario, el de mi marido. Entonces ellos me asignaron una cuota mensual y yo cuidé de Harry.

Abogado Mason:
¿Solo cuidó de él?

Petunia Dursley:
Lo cuidé, le llevé a la escuela, al médico, le enseñé a manejar un hogar. Deseaba hacer de él un hombre útil.

Abogado Mason:
¿Cómo es eso del médico? Parece un niño sano.

Petunia Dursley:
Nació con problemas visuales, una marcada miopía. El médico dijo que las gafas serían gruesas, así que preferimos operarlo para que no lo maltrataran en la escuela.

Abogado Mason:
¿Ustedes pagaron esa operación?

Petunia Dursley:
¡Por supuesto!

Abogado Mason:
¿Cómo se llevan su hijo y su sobrino?

Petunia Dursley:
Dudley es muy protector con él. A menudo llega con golpes en los nudillos y explica que estuvo defendiendo a Harry. Me siento orgullosa.

(...)

Abogada Finnigan:
Señora Dursley, ¿habla usted con Harry de su difunta madre?

Petunia Dursley:
No.

Abogada Finnigan:
¿Por qué?

Petunia Dursley:
Nunca lo ha pedido.

Abogada Finnigan:
¿Hay retratos u otros recuerdos de los Potter en su casa?

Petunia Dursley:
Mi hermana y yo nunca fuimos muy unidas, así que no hay nada de ellos en casa.

Abogada Finnigan:
¿Preguntó su sobrino cómo murieron sus padres?

Petunia Dursley:
Si. Tenía tres años, en ese momento no me pareció una información recomendable para un niño solitario e imaginativo, le dije que habían muerto en un accidente de auto.

Abogada Finnigan:
¿Le parece que era mejor que lo supiera por TV?

Abogado Mason:
¡Objeción! Valorativa.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
A lugar.

Abogada Finnigan:
No más preguntas su señoría.

(...)

Abogado Mason:
Señor Black, puede decirme ¿cuándo conoció a Harry Potter?

Sirius Black:
Tenía dos días de nacido. James me llamó al hotel cuando Lily rompió la fuente, le dije que fuera práctico y llamara una ambulancia. -risas en la sala- Regresé lo más rápido que pude.

Abogado Mason:
¿Dónde estaba usted?

Sirius Black:
En Argentina, trabajando.

Abogado Mason:
Al llegar, tuvo una pelea con los de seguridad de hospital.

Sirius Black:
No me querían dejar pasar sin abrir la valija. Contenía material sensible y yo no podía permitirlo.

Abogado Mason:
Así que lo arregló a golpes.

Abogada Finnigan:
¡Objeción! Conclusiva.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
A lugar.

Sirius Black:
Está bien señoría, en el informe el guardia admitió que no quiso mirar mi pasaporte porque no podía creer que semejante peludo trabajara en Servicios Exteriores.

Abogado Mason:
Señoría, mi punto es que el señor Black posee un carácter irritable y violento.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
¿Sabe Mason? Ese comentario es casi una ofensa para los que contrataron a Black en Servicios Exteriores. Pase a otro punto por favor, estamos cansados.

Abogado Mason:
Señor Black, ¿cuál es su religión?

Abogada Finnigan:
¡Objeción! Irrelevante: vivimos en un país laico.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Lo declararía a lugar, pero esto será divertido. Responda Black.

Sirius Black:
Gracias a Dios, soy ateo.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
Orden, orden por favor. En un tribunal se debe reír en voz baja señores. Continué Mason.

Abogado Mason:
¿Y su orientación sexual?

Sirius Black:
Soy homosexual y monógamo. Gracias a la prensa, pocas personas lo ignoran.

Abogado Mason:
¿Y cree usted que eso supone una ventaja a la hora de reclamar al chico Potter?

Sirius Black:
Si su padre me nombró su padrino, no será usted quien lo impugne.

Abogado Mason:
Claro que no, pero podemos preguntarnos las razones que tuvo para ello. ¿Sostuvo usted una “relación” con James Potter en 1982?

Abogada Finnigan:
¡Objeción! La vida sentimental de Black no está en debate.

Abogado Mason:
Deseamos establecer el calibre moral de este hombre Señoría.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
De acuerdo. Responda Black.

Sirius Black:
Sí Mason, me acosté con James, con Lily, con Peter, con Bertha, y un largo etcétera. Pregunte a los de mi año en Oxford y le dirán “¿Sirius? Fue el matador del siglo hasta que se enamoró como un idiota”. -risas en la sala.

Abogado Mason:
¿Cómo un idiota?

Sirius Black:
Eso decían. Yo creo que me enamoré como un hombre sensato debe hacerlo: para siempre. Eso es el ejemplo que puedo dar a Harry.

Abogado Mason:
Seguro. No más preguntas señoría.

(...)

Abogada Finnigan:
Señor Black, ¿ha estado al tanto de la vida de Harry en los últimos años?

Sirius Black:
De manera indirecta.

Abogada Finnigan:
Explíquese por favor.

Sirius Black:
Durante el juicio por el asesinato de James, Lily, Peter y mis otros amigos, Remus se las arregló para saber que el niño estaba a salvo, con la hermana de Lily. Luego no pude hacer mucho, estaba demasiado ocupado con mi propia condena. Una de las iniciativas de la fiscalía consistió en prohibirme estar a menos de una yarda de los menores de edad de mi familia, o familiares de mis supuestas víctimas. Eso sacó del juego a mi hermano Regulus, estudiante de leyes, pero menor. Durante cinco años no supe de él nada más. Cuando Harry entró a la escuela, Remus arregló con unos viejos conocidos, los Weasley, para llevar y traer a sus chicos de la escuela. Eso le dio oportunidad de verle diariamente y, por los comentarios de los siameses y Ron, supimos que lo maltrataban.

Abogado Mason:
¡Objeción! Especulativo.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
A lugar. Limítese a los hechos Black.

Sirius Black:
No hay mucho más que decir. Fui exculpado y la restricción levantada, pero mi hermano Regulus ya está muerto. Por eso deseo recuperar a Harry, creo que se lo debo a James y Lily.

Abogada Finnigan:
No más preguntas Su señoría.

Honorable Juez Albus Dumbledore:
La corte recesa hasta mañana a las 9:00 AM.

TBC...

No hay comentarios.: